13 ventajas y desventajas de la tutoría virtual a considerar

Por el equipo editorial de Indeed

11 de marzo de 2022

Los programas de mentores son una herramienta beneficiosa para que las organizaciones los utilicen para mejorar el conocimiento de los empleados, las relaciones profesionales, el compromiso de los empleados y los niveles de retención de empleados. Sin embargo, la ubicación física de los empleados puede dificultar el funcionamiento de un programa de tutoría exitoso. Conocer las posibles ventajas y desventajas de un programa de tutoría virtual puede ayudarlo a determinar si esta es una buena opción para que la considere su organización. En este artículo, definimos qué es la tutoría virtual y discutimos algunos de los posibles pros y contras de la tutoría virtual.

¿Qué es la tutoría virtual?

La tutoría virtual permite que diferentes profesionales se conecten para aprender unos de otros sobre temas profesionales. Similar a la tutoría tradicional, los mentores aconsejan y guían a los aprendices sobre su crecimiento profesional y trabajos. En lugar de reunirse en persona, se comunican a través de métodos digitales, como correos electrónicos, mensajes instantáneos, llamadas telefónicas o chats de video.

8 profesionales de la tutoría virtual

Aquí hay algunas ventajas de la tutoría virtual a considerar:

1. Relaciones auténticas

Los programas de tutoría virtual eliminan la necesidad de que los participantes se reúnan en entornos formales, como salas de reuniones corporativas. En cambio, pueden reunirse de maneras que funcionen para ellos. Esto puede fomentar relaciones más informales pero aún profesionales entre los socios, fomentando relaciones auténticas.

2. Comodidad

Reunirse virtualmente suele ser más conveniente que reunirse en persona. Esto les permite a los participantes un mayor control sobre los horarios de sus reuniones y también puede alentar a los mentores a comunicarse con sus aprendices con más frecuencia y de manera informal. Los socios también pueden sentirse más conectados entre sí y emocionados de reunirse porque las reuniones se llevan a cabo en un horario que se ajusta a su horario en lugar de interrumpirlo.

3. Diversidad

Organizar un programa de tutoría virtualmente en lugar de en persona puede permitir que las personas que de otro modo no interactúen se conozcan. Esto puede ser particularmente cierto en el caso de organizaciones con múltiples ubicaciones. El programa virtual puede alentar a los participantes a aprender sobre nuevas culturas, promoviendo la diversidad y la inclusión en todo el lugar de trabajo.

4. Flexibilidad

La tutoría virtual a menudo proporciona más flexibilidad en la programación. Esto puede ser útil para profesionales con horarios ocupados. Como resultado, más personas podrán participar en los programas de tutoría, lo que aumentará el intercambio de conocimientos en toda la organización.

5. Transferencia de conocimientos

Las tutorías virtuales pueden conectar a mentores y aprendices en un nivel más equitativo. Estos programas pueden reducir las diferencias percibidas y alentar a ambas partes a compartir sus conocimientos entre sí. Esto promueve un mejor aprendizaje y desarrollo en todos los niveles de habilidad.

6. Grupos de reclutamiento más grandes

Un programa de tutoría virtual generalmente brinda más oportunidades para que las personas participen en el programa. Esto puede mejorar la probabilidad de unir con éxito a mentores y aprendices, lo que puede conducir a un mejor aprendizaje y relaciones más sólidas. Un programa más amplio también promueve un mejor conocimiento en toda la organización y, a menudo, ayuda a aumentar el compromiso de los empleados.

7. Costes reducidos

Ejecutar un programa de tutoría puede ser costoso. Por ejemplo, algunas organizaciones pueden proporcionarles a los mentores y aprendices estipendios para que los usen para las comidas juntos. Sin embargo, las tutorías virtuales eliminan esta opción y alientan a los socios a encontrar otras formas de reunirse.

8. Respuestas reflexivas

Los programas de tutoría virtual admiten medios asincrónicos, como el correo electrónico. Esto significa que ambas partes no tienen que estar disponibles para participar al mismo tiempo. Si bien es importante que la tutoría virtual incluya más que correos electrónicos entre socios, este método de contacto permite a los mentores y aprendices pensar más detenidamente sobre sus preguntas y respuestas en lugar de tener que responder en tiempo real. Esto puede promover un mejor aprendizaje y transferencia de conocimientos.

5 contras de la tutoría virtual

Algunas desventajas potenciales de la tutoría virtual incluyen:

1. Limitaciones de comunicación

Reunirse virtualmente en lugar de en persona puede eliminar algunas de las partes naturales de la comunicación, como las expresiones faciales y el lenguaje corporal. Los participantes que organizan chats de video regulares en lugar de comunicarse principalmente a través de llamadas telefónicas o correos electrónicos pueden ayudar a reducir esta preocupación. También puede ayudar a los participantes a sentirse más cómodos entre sí y ver el programa con más seriedad.

2. Falta de química

A algunos participantes les puede resultar difícil entablar relaciones entre ellos o sentir falta de química cuando se reúnen virtualmente. El uso de un software especial o la creación de una encuesta pueden ayudarlo a unir mentores y aprendices con éxito. Pregúnteles sobre sus preferencias y qué esperan obtener de la experiencia, y use esto para ayudar a emparejar a los participantes.

3. Falta de sombra laboral

Algunos programas de tutoría incluyen una observación del trabajo. La observación del trabajo le permite al aprendiz seguir al mentor a lo largo de su jornada laboral normal y aprender más sobre sus tareas. Tener una tutoría virtual casi elimina este elemento, pero puede haber algunas oportunidades para observar en entornos de trabajo virtuales. Por ejemplo, un mentor puede invitar a un aprendiz a participar en ciertas videollamadas, de manera similar a como pueden asistir a reuniones con ellos durante una observación de trabajo.

4. Problemas técnicos

Los problemas técnicos suelen ser una parte natural de la jornada laboral. Puede ser frustrante experimentarlos durante las reuniones virtuales entre los participantes de la tutoría. Recomiende a los mentores y aprendices que desarrollen un acuerdo sobre qué hacer cuando experimenten problemas técnicos durante el horario de una reunión programada, como cambiar a una llamada telefónica en lugar de una videollamada o reprogramar la reunión para el mismo día y hora la semana siguiente.

5. Zonas horarias

Los programas de tutoría virtual permiten que personas de todas partes del mundo se reúnan, pero esto puede dificultar la programación de reuniones. Los mentores y aprendices en diferentes zonas horarias pueden experimentar dificultades para encontrar el mejor momento para reunirse o sentir que necesitan trabajar muchas horas o en horarios extraños para acomodar las reuniones. Piense en dar a los participantes una encuesta para preguntarles sobre sus zonas horarias y los horarios de reunión preferidos para ayudar a emparejar a mentores y aprendices. Otra opción puede ser brindarles consejos sobre cómo llegar a un compromiso sobre los mejores horarios para las reuniones.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.