11 trucos mentales para cuando no puedes concentrarte en el trabajo

Por el equipo editorial de Indeed

23 de febrero de 2022

El enfoque es importante para trabajar hacia metas de producción a corto y largo plazo. Comprender los diversos aspectos que pueden afectar su concentración puede mejorar su desempeño y reducir el estrés en el lugar de trabajo. En este artículo, discutimos las razones comunes por las que no puede concentrarse en el trabajo y 11 cosas que puede hacer para combatir la distracción y mantenerse productivo.

¿Cuáles son algunas de las razones por las que no puede concentrarse en el trabajo?

Muchos aspectos de su ambiente de trabajo y circunstancias pueden afectar su enfoque. Algunas razones por las que no puede concentrarse en el trabajo pueden incluir:

falta de descanso

La falta de descanso la noche anterior puede afectar tu productividad a lo largo del día. El sueño inadecuado puede causar dificultades de memoria y concentración, lo que hace que el descanso sea importante para la precisión de su trabajo. Además, el uso de cafeína para compensar la pérdida de sueño también puede afectar su capacidad de concentración. Demasiado café o azúcar puede crear adrenalina que puede hacerte sentir más inquieto en el trabajo.

Distracciones externas

Las distracciones como mensajes de texto, correos electrónicos o llamadas telefónicas desde casa pueden afectar la productividad de su trabajo. Los eventos que cambian la vida, como mudarse a un nuevo vecindario o formar una familia, también pueden distraerlo de sus tareas. Mientras se toman pequeños descansos para revisar los correos electrónicos personales, las redes sociales o los mensajes de texto, esto puede ayudar a la concentración general. Por el contrario, las distracciones menores continuas pueden conducir a una disminución de la productividad.

Trabajos multiples

Si bien la multitarea a veces puede ayudar a la productividad, trabajar en demasiadas tareas a la vez puede generar dificultades para concentrarse o estrés en el lugar de trabajo. Para tareas que requieren poca concentración, como escuchar música mientras se trabaja en un proyecto, la multitarea puede mejorar la productividad y promover el enfoque. Sin embargo, cambiar su enfoque de una tarea a otra no solo puede interrumpir la concentración cada vez que cambia, sino que puede afectar su productividad para cada objetivo.

Condiciones médicas

Muchas condiciones de salud física y mental pueden afectar su capacidad de concentración. Algunas condiciones de salud mental que pueden afectar su concentración incluyen:

  • Trastorno depresivo mayor

  • trastorno de ansiedad

  • Desorden obsesivo compulsivo

  • Desorden hiperactivo y deficit de atencion

Las condiciones físicas que pueden afectar su enfoque incluyen:

  • Insomnio

  • Síndrome de fatiga crónica

  • narcolepsia

  • Epilepsia

  • Sindrome de la pierna inquieta

  • Diabetes

11 cosas que hacer cuando no puedes concentrarte en el trabajo

Si tiene dificultades para concentrarse en el trabajo, considere algunos de los siguientes métodos para ayudarlo a concentrarse:

1. Descansa adecuadamente

Descansar adecuadamente no solo puede ayudarlo a concentrarse en la mañana; pero puede hacer que concentrarse a lo largo del día sea mucho más fácil. La duración promedio recomendada de sueño para adultos es entre seis y nueve horas cada noche. Además de mantener un horario de sueño constante y saludable, garantizar un sueño ininterrumpido también puede ayudar a la productividad. Considere aislar su dormitorio de pantallas que puedan mantenerlo despierto, como tabletas, televisores y teléfonos inteligentes.

Tomar suplementos naturales para dormir como la melatonina puede ayudar a promover un sueño ininterrumpido. Si tiene dificultades para concentrarse en medio de su jornada laboral, considere usar un tiempo de descanso programado para tomar una pequeña siesta. Las siestas de cinco a 10 minutos pueden ayudar a reponer energía.

2. Planifica comidas saludables

Tanto lo que come como lo que bebe cada día puede afectar su concentración. Los alimentos que están libres de azúcares, almidones y grasas pueden ayudar a mejorar su resistencia en el trabajo. Puede evitar las distracciones del hambre comiendo desayunos, almuerzos y meriendas bien balanceados. Los refrigerios ligeros ocasionales que contienen proteínas y otros nutrientes, como maní y frutas, pueden ayudar a mejorar sus niveles de energía a lo largo del día.

Beber de cuatro a seis vasos de agua durante el día puede ayudar a prevenir el agotamiento, los calambres, la fatiga ocular y el dolor muscular. Si bebe cafeína, considere café o té en lugar de bebidas energéticas que contengan azúcar. Las tazas individuales de café o té ofrecen dosis moderadas de cafeína que no son dañinas para tu cuerpo y pueden ayudarte a mejorar tu concentración.

3. Reducir el estrés

Reducir el estrés durante el trabajo puede ayudarlo a mantener una actitud tranquila y enfocada hacia sus proyectos. Considere agregar elementos relajantes a su lugar de trabajo si es posible, como difusores, velas o una silla de escritorio cómoda. Escuchar ruido blanco o música ambiental a través de auriculares mientras trabaja puede ayudarlo a concentrarse.

Otra forma de reducir el estrés relacionado con el trabajo es programar sus actividades diarias a través de listas de tareas pendientes o mantener un espacio de trabajo limpio. Si es posible, considere aprovechar las oportunidades para aliviar el estrés antes del trabajo realizando actividades como ejercicio ligero, escribir un diario, meditar o leer.

4. Hable con su médico

Si sospecha que tiene una afección médica que afecta su concentración en el trabajo, considere hablar con su médico. Consultar a un profesional médico sobre sus inquietudes puede conducir a un diagnóstico que ayude a resolver o tratar diferentes afecciones. Los medicamentos o la terapia pueden ayudarlo a superar varios desafíos que pueda tener en el trabajo.

5. Aísla las distracciones

Si le resulta difícil concentrarse debido a las distracciones de su teléfono, computadora u otros compañeros de trabajo, considere aislar cualquier fuente de distracción. Si su teléfono inteligente lo distrae, considere eliminarlo de su espacio de trabajo o silenciar las notificaciones temporalmente.

Silenciar las notificaciones de la computadora, como correos electrónicos o chats grupales en el lugar de trabajo, puede ayudarlo a concentrarse en sus objetivos. Si las conversaciones de los compañeros de trabajo o los ruidos de la oficina lo distraen, considere trasladar temporalmente su estación de trabajo a una habitación tranquila o un escritorio alternativo si es posible.

6. Divide las tareas más grandes

Realizar tareas grandes a lo largo del día puede afectar su capacidad de concentración. Para ayudar a prevenir la procrastinación, considere dividir las tareas más grandes del lugar de trabajo en otras más pequeñas y manejables. Porque puede ser más fácil concentrarse durante un tiempo más corto que durante muchas horas. Además, organizar sus objetivos en pequeñas tareas puede ayudar a controlar el estrés y promover la concentración.

Otra forma de dividir sus tareas es configurar temporizadores de 30 minutos para sesiones de enfoque ininterrumpidas. Establecer temporizadores puede ayudarlo a concentrarse en las tareas y motivarse al completarlas.

7. Toma descansos

Tomar descansos a lo largo de su jornada laboral puede ayudar a rejuvenecer su proceso de pensamiento y restablecer el enfoque. Los descansos, como dar caminatas cortas, tomar un vaso de agua o hablar con un compañero de trabajo, pueden ayudar a reponer su concentración en el trabajo cuando regrese. Para trabajos como la entrada de datos o la codificación, tomar descansos breves puede ayudar a mejorar su atención a los detalles. Para el trabajo físico, un breve descanso para rehidratarse o estirarse puede ayudarlo a mantenerse seguro y alerta durante todo el día.

8. Colabora con compañeros de trabajo

Si una tarea grande causa distracciones relacionadas con el estrés, pedir ayuda a un compañero de trabajo puede renovar su concentración. Trabajar con otros puede facilitar el progreso y permitirle trabajar durante más tiempo. Si encuentra un desafío durante un proyecto, trabajar con un compañero de trabajo puede ayudarlos a ambos a descubrir soluciones únicas.

9. Ejercicio

Planificar el ejercicio antes, después o durante su jornada laboral puede ayudar a mejorar su concentración. El ejercicio ligero, como los estiramientos, el yoga o trotar, puede restaurar su energía durante un descanso en el trabajo. Hacer ejercicio con un trote matutino o pesas livianas antes del trabajo puede ayudar como alternativa a la cafeína o el azúcar. Hacer ejercicio antes de acostarte también puede ayudarte a dormir.

Además, los ejercicios simples que puede hacer en su escritorio pueden ayudar a prevenir el dolor de espalda, las articulaciones o los ojos durante las sesiones de trabajo. Estirar los brazos, la espalda, las muñecas y los dedos puede ayudar a reducir la probabilidad de calambres, esguinces y dolor en las articulaciones. Los ejercicios oculares y las gafas de protección contra la luz azul pueden ayudar a preservar la vista y prevenir la fatiga.

10. Prémiate a ti mismo

Una forma de reducir el estrés y ayudar a la concentración es recompensarse por realizar tareas. Por ejemplo, puede recompensarse con unos minutos de desplazamiento en las redes sociales después de trabajar en una tarea difícil durante 30 minutos sin parar. Las recompensas pueden ayudar a mantener la motivación laboral.

11. Programa tareas desafiantes primero

Si completa una tarea desafiante al comienzo de su día, otras tareas pueden parecer más fáciles. Esto también puede darle motivación para su trabajo restante. Terminar una tarea difícil al comienzo del día puede ayudar a eliminar el estrés asociado.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.